Categorías
humor

Jesús y el inicio del mártir como prototipo

Jesús de Nazareth es el más grande de los profetas, aquel que representa y trasciende a todos ellos. Con él se produce un desplazamiento, a la vez minúsculo y gigantesco, que aparece como una extensión directa del Antiguo Testamento pero, asimismo, constituye una formidable ruptura. Acontece por primera vez la eliminación de lo sacrificial, es el final de la violencia divina, y es la verdad de todos (no
todos menos uno) la que se establece.

Jesús se nos presenta como la víctima inocente de una colectividaden crisis que, al menos temporalmente, se coaliga contra él. Todos los grupos acaban dando su adhesión explícita o implícita a esamuerte: La gente de Jerusalén, las autoridades religiosas judías, las
autoridades políticas romanas y hasta sus discípulos, ya que quienes no lo traicionaron o negaron activamente huyeron o permanecieronpasivos.

Un pasaje bíblico nos presenta a Dios como ajeno a todo tipo de violencia, deseoso dever a los hombres renunciar a la venganza, está en el Evangelio de SanMateo: “Habéis oído que se dijo. Amarás al prójimo y odiarás a tu enemigo. Pues os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los queos persiguen, para que seáis hijos de vuestro padre celestial, que hacesalir su sol sobre buenos y malos, y llover sobre justos e injustos”(Mateo 5, 43-45).

Jesús, portador de lo divino, en su encarnación humana asume el
“desgarro”, la fisura, el “ahí doloroso” –Palabras finales con faz angustiosa y resignado al abandono definitivo, refiere en letras, Jesús, cuando grita: “Eli, Eli, lama Sabachtani”(Salmo 22)– y violento de la comunidad, y propone una “remitologización” que funge como realización simbólica en donde el mito delpan y del vino (metáfora) simbolizan una donación de sentido a travésdel rito de la “presencialización” de lo sagrado (sacramento) a través de Jesús de Nazareth. Al asumir el Mal de todos Jesús anuncia una reconciliación sin segundas intenciones y sin intermediarios sacrificiales.

EL FENÓMENO DE LA CRISIS SACRIFICIALY EL NACIMIENTO DEL CHIVO EXPIATORIOCOMO “PRIMER MÁRTIR”O “PROTOMÁRTIR”

Las cuestiones preliminares relativas al significado y función del sacrificio ritual.

El sacrificio, como lo han puesto de manifiesto Hubert y Mauss, consiste en “establecer un medio de comunicación entre los mundos sagrado y profano a través de la mediación de una víctima, es decir,de una cosa que en el curso de una ceremonia es destruida” (Huberty Mauss, 1981: 97). Si la muerte del objeto de sacrificio supone que el ejecutor se ha sacralizado al tomar contacto con los dominios de la divinidad, a su vez se ha podido deshacer, a través de la víctima, desu propia crisis. Afirman Hubert y Mauss que “es criminal matar a la víctima porque es sagrada […], pero la víctima no sería sagrada si nose la matara” (Hubert y Mauss, 1981: 29). La sociedad despliega, enclave religiosa, formas sociales violentas para aminorar otras formasa-sociales “más” violentas. La religión es la primera “maquinaría social” destinada a exorcizar la violencia a través del uso de la violencia inherente al ritual sacrificial. Thomas Mann, de forma contundente e inapelable, recoge esta idea al afirmar que la cultura no
es sino “la devota y ordenadora, por no decir benéfica, incorporación de lo monstruoso y de lo sombrío en el culto de lo divino” (Mann,1978). Sin duda, hay una ambivalencia entre lo sagrado y el uso dela violencia (profanamente manifestada, como mezcla, desorden, impureza) (Douglas, 1966). La crisis sacrificial debe ser definida comouna crisis de diferencias, ya que son las distinciones diferenciales lasque proporcionan a los individuos su “identidad” y les permiten a unos
situarse en relación con los otros. El “yo” se entiende en relación conel “tú”. La diferencia entre ambos constituye la identidad de ambos.

La diferencia, articulada en forma de distinciones socioculturales de rango, de riqueza, de edad, es el principio de todo orden cultural.

Toda disolución de la estructura de roles familiar (el caso de Edipo) o social (Dionysios, los Reyes en los mitos africanos, etc.), origina la rivalidad y la violencia.Las máscaras de la violencia colectiva…

Por Lunfa de Polema Fetería y Sucundún

Definirse, denotar no es más que limitarse a parecer lo que deseamos ser.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .