Categorías
crítica

Lo que sabe mi loro

Hay canciones queridas y hasta canciones que nos permitiríamos decir que nos gustan, okay nos harían sentir cierta vergüenza de ser descubiertos escuchándolas con goce y alegría. Tema de grupos que no está bien confesado que son de nuestro agrado pero que de algún modo nos gusta sobre todo cuando nos sorprende una radio aleatoria o algunas otras escuchas casuales. Ahora ¿qué pasa con los temas que odiamos? Temas irritables en los que se puntualiza el nervio inevitablemente expuesto. Un lugar en donde pueden ser una condena. En ciertos barrios hay loros con la ceremoniosa habilidad de memorizar y repetir la canción ódiame por ejemplo en un asado pasan por la radio TODO A PULMÓN DE ALEJANDRO LERNER, y un tipo dice “uy como odio ese tema”. Si el loro está cerca aprende la composición y cada vez que se cruza con este hombre el oro empieza: “qué difícil se me hace”continuando hasta completar la letra cabe aclarar que no lo hace con voz del oro, sino que lo hace con la voz igual a la de LERNER reproduciendo también los instrumentos musicales… Muchos habitantes sufrido situaciones similares. Algunos decidido irse a vivir a Buenos Aires otros adora esos cantos siendo sus predilectos y hasta llevan a los loros para que canten antes de dormir a la vera de sus camas….

Por Lunfa de Polema Fetería y Sucundún

Definirse, denotar no es más que limitarse a parecer lo que deseamos ser.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .