Categorías
humor

Borges y “El Sur” como precuela de Bioy y “El Sueño De Los Héroes”

Borges y Bioy:

Tanto EL SUR como EL SUEÑO DE LOS HÉROES, se insertan en la categoría de los textos que se ocupan, seriamente –en correspondencia al ethos modernista –de los problemas concernientes a la identidad latinoamericana, en este caso específicamente, a la identidad argentina.

En idéntica proporción: el tópico narrativo y el desenlace de la obra ESH, evocan inmediatamente, al relato de Borges ES, cuento publicado diez años antes, invitando a realizar una segunda lectura.

Las analogías entre ambas narrativas, no son simplemente el producto de un ideologema en común. Un diagrama estratégico intercomunicador, ideado por ambos escritores: EL SUEÑO DE LOS HÉROES con EL SUR, a través de elementos narrativos adicionales relacionados a la vez, por similitud y oposición, señalando el vínculo transtextual-no aleatorio, entre ambos textos.

1- INSTANCIA NARRATIVA

En EL SUR, el narrador personal, despliega el verosímil/artificial solamente, en tres ocasiones y siempre nimiamente: “Ciego las culpas, el destino puede ser despiadado con las mínimas distracciones”; “A la realidad le gustan las simetrías y los leves anacronismos”; “Nadie ignora que el Sur empieza el otro lado de Rivadavia”. La económica presencia del narrador es sumamente significativa, se diluye en el texto consecuentemente al tipo del narrador. Es un guiño engañoso en connotación superficial que oscila en super narrador testigo en primera persona.

Por el contrario, en EL SUEÑO DE LOS HÉROES, el narrador irrumpe de tipo personalista desde el inicio de la novela.

“El destino es una útil invención de los hombres”, (narrador ESH menciona recurrentemente al destino), en antítesis con el narrador impersonal de ES: “Ciego a las culpas, el destino puede ser despiadado…”

El cambio continuo en la orientación de la mirada del narrador estratégico, posee una viveza especial: lo personalista potencia la relación peculiar adoptada ante el lenguaje. El lenguaje ha dejado de ser mera comunicación y se aprovecha de la equivocidad del truco denominativo.

EL SUR posee puntos afines sumamente débiles con el género fantástico. Éstos se presentan explícitamente y solo en la lectura lineal del relato: [cabe la posibilidad, de que todo lo acontecido a Dahlman después del sanatorio, pertenezca a un plano onírico]

En contraposición a la debilidad de la manifestación del género fantástico en EL SUR, EL SUEÑO DE LOS HÉROES, irradia lo fantástico en vértebra transversal al tejido total narrativo.

En ambos textos se configura la situación límite del protagonista; en el UNO, la enfermedad; en el OTRO, el carnaval y sus connotaciones.

En el relato de Borges, interpretar el viaje al Sur como un delirio confina la glorificación del CORAJE a un proceso de simbolización de Dahlman, reduciendo su muerte a una lucha cuchillera que, en realidad, es representativa de la idealización de la Barbarie por un miembro de la civilización que la eleva en carácter identitario. Esta interpretación posibilita la MISTIFICACIÓN del CORAJE, sin que ella despierte interrogantes concernientes a de la validez del significado omitido y solapado por accionar bárbaro.

En EL SUEÑO DE LOS HÉROES adopta esta versión del coraje, puesto a prueba en un enfrentamiento cuchillos, pero la despoja de la ambigüedad valorativa que la caracteriza la degradación de circunstancias en que se pone a prueba el CORAJE. ESH, también es perceptible en El Sur “desde el punto de vista civilizado”, inclusive más absurdo dejarse arrastrar a la muerte obedeciendo un supuesto código de honor que en defensa propia. esta degradación cuestiona finalmente la validez de una sección del coraje que consiste en la voluntad de morir acatando los códigos del Sur, o la Barbarie.
El protagonista de la novela de hoy es precisamente el antagonista de Dahlman: éste es culto y de clase media, y Emilio es ignorante y de clase proletaria. Lo que Dahlman sueña, Emilio lo vive. Para Dahlman, el CORAJE es un ideal que lo vincula abstractamente a su ascendencia criolla y para Emilio, es un valor de pertenencia en tanto comportamiento cotidiano del que se ocupa y que practica.

El proceso de idealización del coraje llevado a cabo por Dahlman para asumir el binarismo es identidad, difiere fundamentalmente de la práctica cotidiana del mismo. en el sur precisamente por ser el producto de un proceso de simbolización el coraje adquiere un valor representativo del Sur- i.e- de la Barbarie. Siendo así mistificado.
El uso del hipotético no es casual, el texto explicita qué esa acepción del Sur es la que Dahlman vió desde su lucubrar, y, además, escogió.
en el sueño de Los Héroes aunque el coraje configurado como comportamiento en cuestionado de un grupo también es Lori ficado por el protagonista pero la valorización del autor implícito es más concluyente: los circunscribe a un carnaval de emulación, convirtiendo en chabacanería ese acto supuestamente idílico.

“No sólo vió su coraje que se reflejaba con la luna el cuchillo sereno, vió el gran final, la muerte esplendorosa”… El Sueño de Los Héroes” se dice a sí mismo, el autor implícito le atribuye funciones al carnaval: la noción del mundo al revés, o sea, la inversión o anulación de las jerarquías como peyorativa. Sumado el título de la novela, cuyas resonancias místicas contrastan con el mundo patotero que configura la trama, y con la definición de HEROÍSMO, que otorga la posibilidad de mostrar el CORAJE en constante reducción desplegada por la obra. Un valor constituyente a de las acepciones del argentinismo, comprendida como un guiño contestatario a la ambigüedad que con éste es configurado en el texto de Borges.

La lectura de ESH como una parodia de ES es inspirada por una temática y un desenlace común, revela la transformación bilateral de los siguientes elementos:

~ Del tipo de narrador tradicional: funcional al trujaman autor, (otras veces la trama), narrador estratégico el rol personalista y decisivo.

~ Explicitación y énfasis de los vínculos débiles en lo sobrenatural en EL SUR como una revisión del texto secular, a la vez que reforzar el carácter contradictorio, que ha de extenderse en los aspectos: antagonista y protagonista, narrador, entramado textual, elemento mistificador.

~ Cambio de valoración ambivalente del coraje. El desenmascaramiento genérico de carácter superficial en ESH, por antítesis al carácter intrínseco de ES.

Por Lunfa de Polema Fetería y Sucundún

Definirse, denotar no es más que limitarse a parecer lo que deseamos ser.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .