Categorías
humor

Realismo trascendental

<Cada objeto contiene su propia doctrina, la cual contiene a su vez una referencia a todas las cosas del mundo>

Esta frase que escribió Walt Whitman eso diario, podría muy bien encontrarse en la monadología de Leibniz. ella nos da la clave del problema americano sobre la exigencia del realismo moderno. ¿Qué es lo que lo liga con Europa y qué es lo que la distingue de Europa?

Como el Europa, suegra en América hombres nuevos en la era de las transformaciones mecánicas industriales. Son acogidos los nuevos inventos de modo más natural que el antiguo continente, y ni la Historia, ni la fuerza del Estado, ni la corona, ni el feudalismo, ni los sentimientos y limitaciones patriarcales, ni los derechos de propiedad muy diferenciados, obstaculizan la influencia del barco de vapor y el ferrocarril, que vencen y conquistan las extensiones del planeta: empieza la grandiosa colonización del occidente americano. Todavía en 1821, el blanco colonizador apenas había atravesado la mitad del continente; y muy pocos decenios más tarde, la colonización de la otra mitad es ya histórica. Este proceso, que ejerce notable influencia hasta nuestros días, es la más decisiva experiencia del hombre americano del siglo XIX, y con él de su literatura.

Tres elementos básicos crean la moderna Norteamérica: la sensación de ilimitadas posibilidades de energía del individuo, la voluntad independencia echa eficaz por un espíritu común y la sensación de un nuevo tipo humano mesurable por el sistema métrico del common sense, del sentido común americano, que vence toda diferencia radical entre los inmigrantes.

En la segunda mitad del siglo, estos tres elementos se convierten casi en carta magna, que recibe su bautismo de sangre y fuego. el problema de los esclavos se convierte en símbolo. Y haciéndose consiente a todos por la sangrienta lucha y las amargas consecuencias de las guerras civiles, son tres los elementos que, como fuerzas duraderas, entran de nuevo en la literatura americana. Primeramente, se manifiesta la tendencia básica a un derecho natural y a la libertad del ethos; pretendiendo que el individuo, los grupos humanos y los distintos estados, poseen el derecho natural a defender su libertad, si bien esta debe subordinarse al conjunto. Luego, la fuerza defensiva de un espíritu político común, que logra la independencia del Estado; la conciencia de ser gran potencia, basada en la extensión del territorio que se abre al Occidente y, comparándose con Europa el orgullo de haber sabido conservar la paz en el interior de sus fronteras y haber desarrollado su grandeza, animan esa fe optimista de América en la misión de modelar el mundo a su modo. Y por último, el triunfo de las ideas liberales en el problema de los esclavos, hace que, después de la guerras civiles, la base étnica anglosajona se funda rápida y definitivamente con los inmigrantes, Y que, del hombre americano del common sense, pueda surgir un tipo nacional más amplio, pero tal vez más uniforme. Es decir: la idea del hombre americano se forma en torno a su ideal ético y es un sentimiento de misión, frente a toda desviación o capricho individual

Con vehemencia, como todo lo americano, actúa esta tensión sobre la literatura del país en los años que van en 1848 al 1860.

Fue el poeta filósofo Ralph Waldo Emerson 1803 1882, qué le puede un período de amargas dudas respecto de la herencia puritana se unió al Trascendental Club para crear un centro intelectual de escritores con ideas independientes. Su corazón está bien claro: «Bastante hemos escuchado a las musas cortesanas de Europa. El espíritu americano resulta sospechoso de vacilante, débil y culpable de imitación. Queremos ser independientes, edificar con nuestras propias ideas». Movido de profético y patriótico entusiasmo, ve en América la última oportunidad que ofrece la divina providencia al género humano. Pero su mirada crítica me hace ver también claramente las flaquezas de América.

Él quiere, sobre todo, despertar, sacudir, la insegura conciencia de su nación, personificándola. el de las mudas Y los prejuicios de la sociedad lanza unos aforismos casi anárquicos. el hecho que se manifiesta en sus ensayos sobre los hombres representativos de sacudirse de encima todo lo que existe y desmenuzar críticamente las tradiciones, excede en mucho a sus valores este tamente literarios: Emerson se convierte en el símbolo de una ideología patrióticamente encendida, optimista, y al mismo tiempo, de crítica realista, aliada con una foto de voluntad en pro de la independencia intelectual.

Sin embargo el elemento clave, el más importante, es,-El otro-, es su trascendentalismo. Emerson, mezclando ideas neoplatónicas con sus conocimientos en el terreno de las ciencias naturales, cree que hay una súper alma, (over soul), que actúa en el mundo. Sabe que todos los humanos participan de esta super alma, y que la más alta tarea del individuo consiste en captar está chispa de lo divino. Su individualismo se convierte en el de un fiel siervo de Dios que se sabe ligado a sus semejantes y, como consecuencia, en principio trata con tolerancia a los demás. Con esta conciencia de un deber natural de amor, quiere organizar la vida americana: «También nosotros estamos obligados a escribir biblias para volver a unir al cielo con la tierra»

La figura de Emerson se encuadra en el cruce de la visión romántica del mundo con una nueva voluntad realista, y al mismo tiempo, busca una síntesis específicamente americana. Así, se convierte en el gran animador de toda una serie de talentos que intentan destronar el prestigio de la literatura inglesa en América. Su cabeza visible es el gran amigo de Emerson, Henry David Thoreau (1817 1862). En magistrales ensayos, llenos de observaciones y minuciosos detalles sobre la realidad, con una agudeza crítica y un gran sentido de la naturaleza, este hombre extraño, entusiasta de las tierras incultas, trasmite, sin adulterar, el legado de Emerson, a Walt Whitman y con él a la futura generación.

Entre 1855 y 1806, con una fuerza primitiva tal que nadie ni antes ni después de él logró, Walt Whitman, con sus «Hojas de Hierba», hizo surgir un movimiento resistible, impulsando continuamente de lo individual a lo social, viéndose a sí mismo como un Cosmos violento carnal que come bebe y procrea.

Whitman, con sus poemas rapsódicos, llenos de la alegría de engendrar y el alegre entusiasmo americano por la existencia, hablando de la mujer y de los bosques, de la resaca y de Broadway, de la playa y de la ciudad, se convierte en el campeón de una Nueva Visión Del Mundo, enteramente ligado con la tierra de América. Como primer poeta americano ha alcanzado una tasa universal en la literatura y ha influido sobre toda una importante serie de poetas europeos. Al lado de esa fuerza de búfalo de las praderas de Whitman es justo colocar el nombre de Mark Twain 1835 1910, nombre impregnado de todos los matices del humor; uno y otro se manifiesta el mismo tipo americano; brutal y festivo en aquel; en este con los más mezquinos atavíos de la vida diaria. Racionalista y crítico, el optimismo burgués de Whitman se enraiza en la misma vida americana, de modo que al proclamar una nueva sanción cósmica de la vida, representa, también el americano pionero la dignidad del hombre medio.

Aunque racionalista y crítico, e igualmente realista y optimista,se presenta Mark Twain en la vida diaria americana para decir con su lenguaje lo mismo que el solemne pathos de Whitman, esto es: sólo con sencillez, energía y amor al hombre puede creársele la grandeza de América y convertir sus inminentes destinos en una inaudita era de desenvolvimiento técnico, que habrá propulsar con la vida profunda del país.

A través de Hawthorne, Emerson, Thoreau, Whitman, las características de la joven literatura americana se perfilan con rasgos propios. Lo de menos es que el espíritu americano roomba en la literatura internacional con dos nuevas formas literarias: short story y el ensayo popular filosófico narrativo. Es menester mencionar la épica novelesca europea, cargada de problemáticas en futuro desarrollo, con un espíritu más decisivo de orientador, este espíritu que surgió de una sensación típicamente americana: la del colonizador y camarada en una grandiosa lucha de competencia: que el individuo puedo llegar a serlo todo, como también a no ser nada; de la sensación de frontera entre la civilización y la barbarie, en cuyo crisol la obra del hombre frente a la eternidad, los ideales y los vicios de todos los cielos y todos los infiernos de la tierra, se expresan sin piedad pero sin amargura.

Finalmente, se respira y palpa la situación de un fabuloso desarrollo técnico, que impone la huella de un cambio continuo a todo lo que existe y un sentido de relatividad a las cosas humanas.

A medida que avanza el siglo XIX, y este o aquel escritor se ve seducido por las últimas modas literarias, por modelos no americanos o por auténticas vivencias, se purifica más el carácter original de este realismo trascendental, tendiendo hacia el naturalismo y hacia la mística. De este modo, tanto la novela social crítica de William Dean Howells (1837-1920) y Frank Norris, (1870-1902), como la novela de pioneros de Hamlin Garland, (n.1860), adoptan rasgos de realismo y bajo la impresión de las crisis sociales, desprecian todo rasgo de glorificación romántica de este mundo y todo fácil optimismo. Sin embargo, en la famosa novela Moby-Dick, o La ballena blanca, de Herman Melville (1819-1891), el realismo, por la mágica fuerza de la metáfora, parece elevarse a una atmósfera irreal, aunque no se pierde el idealismo colectivo de Emerson.

Por Lunfa de Polema Fetería y Sucundún

Definirse, denotar no es más que limitarse a parecer lo que deseamos ser.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.